You are hereAlejandro Córdova Córdova (Dhammacitto) [1935-2013]

Alejandro Córdova Córdova (Dhammacitto) [1935-2013]


By admin - Posted on 29 August 2013

Share this

Alejandro Córdova Córdova (Dhammacitto) [1935-2013]Buddhismo Theravada México AR

siente informarles el deceso hoy día 29 de agosto, 2013, en Veracruz, México, del doctor Alejandro Córdova Córdova (Dhammacitto), quien fuera socio fundador del Centro Mexicano del Buddhismo Theravada, A.C., asociación encargada del establecimiento del Dhamma Vihara, monasterio buddhista theravada, en México.

En el año de 1993 el doctor Alejandro Córdova viajó al monasterio Taungpulu, Kaba Aye en Boulder Creek, California, Estados Unidos, y conoció a los Venerables U Silananda y U Nandisena. Después de algunos años, en 1997, los Venerables recibieron una invitación de su parte y de su grupo, para ser los directores espirituales de una asociación que formarían con el fin de establecer un centro de meditación en Veracruz, México. Ésta se formó en mayo de 1997, Centro Mexicano del Buddhismo Theravada A. C., y con la colaboración financiera de algunas personas del grupo y de la comunidad buddhista en los Estados Unidos, compraron un terreno de nueve hectáreas en las afueras de Xalapa, Veracruz. En enero de 1999 se fundó, en dicho terreno, el Dhamma Vihara, primer monasterio buddhista theravada en México y en el mundo hispanohablante.

Alejandro Córdova fue uno de los iniciadores, un pionero, en México, del gradual proceso de la transmisión de las enseñanzas del Buddha. Mucho se ha logrado en estos quince años desde que se fundó el Dhamma Vihara. Y mucho es lo que todos nosotros le debemos a Alejandro por su importante labor en pos del buddhismo en México.

El Buddha dijo antes de su muerte: "los fenómenos condicionados están sujetos al cesar, afanaos con diligencia". Y el hecho de que hoy en día, en México, estas enseñanzas del Buddha de la impermanencia de todos los fenómenos y la práctica del cultivo de la atención, el único camino para la cesación del sufrimiento, estén disponibles para todos aquellos que tengan oídos para escuchar u ojos para leer, es en parte, gracias al esfuerzo y dedicación de Alejandro.

En estos momentos en que la realidad de que 'todo aquello que surge está sujeto al cesar' nos separa de lo querido, les invitamos a acompañarnos a redoblar aún más nuestros esfuerzos para continuar vigorosamente la labor iniciada por Alejandro.

Invitamos a todos aquellos que tuvieron la oportunidad de conocer al Dr. Alejandro Córdova a que publiquen un comentario con lo que deseen compartir.

 

Alina Morales Troncoso
Presidente

 

“Familiares, amigos y simpatizantes reciben con alegría al hombre que ha retornado de lejos con bien, que ha estado ausente por mucho tiempo. De la misma manera, las buenas acciones también reciben al bienhechor que ha ido de este mundo al otro, como los familiares al ser querido que ha retornado”. Dhammapada, versos 219-220.
 

“¡Impermanentes son las formaciones!
Su naturaleza es el surgir y el cesar.
Habiendo surgido, cesan.
Su cesación es la Felicidad”. Dīgha Nikāya ii 129. 

Tags

Con mucho cariño, respeto y agradecimiento al Dr. Alejandro Córdova; por todo lo que me ha enseñó hasta los últimos momentos que estuve con él: atención, no agregar, aceptación y Recto Esfuerzo. Con profundo agradecimiento por enseñarme este camino y dejar en mí una enérgica impresión y deseos de compartir lo aprendido y continuar aprendiendo; por mostrarme el camino de la práctica y la compasión por el bienestar por los demás. Me dio enseñanzas hasta en el último momento. Continuar atento, inspirado por la fortuna de haberlo conocido y su propia práctica. Que todos mis méritos se compartan con él.

Alejandro Córdova tuvo a lo largo de su vida muchos alumnos. Yo, como una de ellos, me congratulo por haberlo conocido y haber emprendido de su mano el camino del dhamma, el mejor que pude haber tomado. Siempre lo recordaremos todos con su simpatía y la disposición a escucharnos en nuestros problemas recordándonos la importancia de refugiarse en la práctica meditativa. Gracias, Dhammacitto por haberte cruzado en mi camino.

MAESTRO, AMIGO, HERMANO Y SER HUMANO EJEMPLAR!!!