You are hereGuía al Tipitaka / Capítulo 8 - Khuddaka Nikāya (Colección Menor)

Capítulo 8 - Khuddaka Nikāya (Colección Menor)


By devangelos - Posted on 24 December 2007

Capítulo 8 

Khuddaka Nikāya

Colección Menor

 

De las cinco colecciones (Nikāyas), el Khuddaka Nikāya contiene el mayor número de tratados (listados abajo) y el mayor número de categorías del dhamma. No obstante que la palabra "khuddaka" literalmente significa "menor" o "pequeño", el contenido real de esta colección no puede ser considerado de ninguna manera como menor, ya que incluye, de acuerdo con un sistema de clasificación,[1] dos Piṭakas, el Vinaya Piṭaka y el Abhidhamma Piṭaka.

Tal vez lo que explica su título es la naturaleza heterogénea de esta colección, que contiene no sólo discursos del Buddha, sino también breves exposiciones doctrinales, en su mayor parte en verso, relatos de las luchas y logros de los "theras" y "therīs", ancianos y ancianas, también en verso, historias de las vidas anteriores del Buddha, etc.

La siguiente es la lista de los tratados aprobados por el Sexto Concilio Buddhista.

Khuddaka Nikāya

El Khuddaka Nikya consiste en (a) Vinaya Piṭaka, (b) Abhidhamma Piṭaka, y los siguientes dieciocho tratados no incluidos en las cuatro primeras colecciones: 

1. Khuddakapāṭha

2. Dhammapada

3. Udāna

4. Itivuttaka

5. Suttanipāta

6. Vimānavatthu

7. Petavatthu

8. Theragāthā

9. Therīgāthā

10. Jātaka

11. Niddesa (Māha, Cūḷa)

12.Paṭisambhidā Magga

13. Apadāna

14. Buddhavaṁsa

15. Cariyā Piṭaka

16. Netti

17. Peṭakopadesa

18. Milinda Pañha


1. Khuddakapāṭha Pāi

El primer tratado de esta colección, el Khuddakapāṭha, contiene pasajes de escrituras cortas, la mayoría de las cuales se encuentran en otras partes del Tipitaka. Ésta es una colección de nueve fórmulas y suttas que se usan como un manual para novicios en entrenamiento. Son las siguientes: (1) los Tres Refugios, (2) los Diez Preceptos, (3) las treinta y dos partes del cuerpo, (4) enseñanzas simples para novicios en forma de catecismo, (5) Maṅgala Sutta, (6) Ratana Sutta, (7) Tirokuṭṭa Sutta, (8) Nidhikaṇḍa Sutta, (9) Metta Sutta.

Tomar refugio en el Buddha, Dhamma y Saṁgha se realiza recitando la fórmula: "Tomo refugio en el Buddha; tomo refugio en el Dhamma; tomo refugio en el Saṁgha". Éste es un acto consciente de expresar la fe completa en las Tres Joyas y no es la mera expresión de una creencia superficial ni un rito de religiosidad tradicional. El acto de tomar refugio implica: (i) humildad, (ii) aceptación de las Tres Joyas como nuestros principios orientadores e ideales, (iii) aceptación del estado de discípulo, y (iv) homenaje.

En la sección denominada Kumāra-pañhā, preguntas para jóvenes, el dhamma está ajustado para adaptarse al fresco intelecto de los novicios.

¿Qué es el uno?            El nutrimento que sostiene la vida de todos los seres.

¿Qué es el dos?            La mente (nāma) y la materia (rūpa).

¿Qué es el tres?            La sensación (vedanā) de placer, desplacer y neutral.

¿Qué es el cuatro?        Las Cuatro Nobles Verdades.

¿Qué es el cinco?          Los cinco agregados de la adherencia.

¿Qué es el seis?           Las seis bases de los sentidos.

¿Qué es el siete?          Los siete factores de la iluminación.

¿Qué es el ocho?          El Noble Óctuple Sendero.

¿Qué es el nueve?         Las nueve moradas de los seres.

¿Qué es el diez?           Los diez cursos de acciones demeritorias.


El Mahā Maṅgala Sutta, el gran discurso de las bendiciones, es un famoso discurso muy apreciado en todos los países buddhistas. Es un resumen, compuesto en versos elegantes, de la ética buddhista tanto para el individuo como para la sociedad. Las treinta y ocho bendiciones, enumeradas en este discurso como las guías infalibles a lo largo de la vida de un individuo, comienzan con "evitar las malas compañías" y señalan los ideales y prácticas básicas para el progreso moral y espiritual, para el bienestar y la felicidad del individuo, la familia y la comunidad. La última bendición es acerca del desarrollo de una mente que no se conmueve frente a los caprichos de la fortuna, que no se altera con el  pesar, purificada de las impurezas y que ha alcanzado de esta manera la liberación: es la mente del Arahant.

El Ratana Sutta fue impartido por el Buddha cuando la ciudad de Vesālī estaba afectada por hambruna, enfermedad, etc. Los príncipes Licchavis habían solicitado que el Buddha fuera de Rājagaha a Vesālī. Este discurso fue impartido con el propósito de contrarrestar las plagas por medio de la invocación de la verdad de las cualidades especiales de las Tres Joyas, el Buddha, Dhamma y Saṁgha.

El Metta Sutta fue enseñando a un grupo de bhikkhus que habían sido hostigados por seres no-humanos mientras practicaban meditación debajo de los árboles en un bosque solitario. El Buddha les enseñó la forma de desarrollar amor benevolente hacia todos los seres, práctica que no sólo sirve para protegerlos del daño, sino también como base para alcanzar el discernimiento por medio del logro de la absorción (jhāna).

El Khuddakapāṭha, una colección de nueve fórmulas y suttas, está organizado de tal manera que desarrolla un tema continuo para demostrar la práctica de la vida santa: cómo una persona acepta la Enseñanza del Buddha tomando refugio en las Tres Joyas; cómo después, observa los Diez Preceptos para la purificación de la moral; después toma un objeto de meditación, la contemplación de las 32 partes del cuerpo, para desarrollar el no-apego; después se le muestran las virtudes y méritos de la generosidad y cómo uno se pone a sí mismo en una situación desventajosa al no realizar acciones meritorias. Mientras tanto, se protege a sí mismo recitando el Maṅgala Sutta, provee protección a otros recitando el Ratana Sutta, y finalmente desarrolla amor benevolente hacia todos los seres, manteniéndose libre de peligro. A su vez, desarrolla la concentración de absorción (jhāna) que eventualmente lo conducirá a alcanzar el objetivo de la vida espiritual, el Nibbāna, por medio del conocimiento del discernimiento y el Sendero.

2. Dhammapada Pāi

Es un libro del Tipitaka que no sólo es popular y conocido en los países buddhistas sino también en otros lados. El Dhammapada es una colección de las palabras del Buddha o los principios básicos y esenciales de la Enseñanza del Buddha. Consiste en 423 versos organizados en diversos tópicos, en 26 capítulos (vagga).

El verso 183 da un resumen de la Enseñanza del Buddha: "Abstenerse de hacer el mal, cultivar el bien, y  purificar la mente". Cada verso está imbuido con la esencia de la Verdad que ilumina el camino del viajero. Muchos son los versos del Dhammapada que se encuentran en los escritos y el lenguaje diario de los buddhistas. Uno puede obtener mucho apoyo y estímulo del Dhammapada, no sólo para el desarrollo espiritual sino también para la vida cotidiana.

El Dhammapada describe el camino que el viajero debería seguir. Declara (versos 277, 278, 279) que todos los fenómenos condicionados son transitorios e impermanentes; que todos los fenómenos condicionados están sujetos al sufrimiento; y que todas las cosas (dhammas) son insubstanciales, incapaces de ser consideradas de uno mismo. Cuando uno percibe la verdadera naturaleza de las cosas con el discernimiento (de vipassanā), uno se desilusiona del encanto y atractivo de los cinco agregados. Tal desencanto constituye el camino a la purificación (Nibbāna).

El verso 243 define a la ignorancia (avijjā) como la impureza superior y declara que solamente se puede poner fin al sufrimiento en el mundo por medio de la destrucción del deseo o anhelo por los placeres sensuales. El deseo, la mala voluntad y la ignorancia, se dice, son tan peligrosos como el fuego, y a no ser que ellos estén controlados, es imposible una vida feliz tanto aquí como en el más allá.

Evitando dos extremos, es decir, la indulgencia en una vida de placeres sensuales y la práctica de la auto-mortificación, uno debería seguir el Camino Medio, el Noble Óctuple Sendero para realizar la perfecta paz del Nibbāna. La realización del estado inferior (Sotāpatti magga) del camino mostrado por el Buddha es preferible a poseer soberanía sobre todo el mundo (verso 178). El Dhammapada enfatiza que uno se purifica o se contamina por sí mismo y que nadie puede ayudar a otro a eliminar su propia impureza. Incluso los Buddhas no pueden dar ayuda; ellos sólo pueden señalar el camino y guiar; es uno mismo quien debe realizar el esfuerzo.

El Dhammapada recomienda una vida de paz y no-violencia y señala la ley eterna de que el odio nunca cesa por medio del odio, que la enemistad nunca se apacigua por medio de la enemistad, sino sólo con el amor (verso 5). Aconseja conquistar el odio con el amor, el mal con el bien, la mezquindad con la generosidad y la mentira con la verdad.

El Dhammapada contiene joyas de excelencia literaria, está repleto de símiles apropiados y verdades universales, y es por esta razón que lectores de todo el mundo lo encuentran atrayente y edificante. Sirve como compendio de los principios esenciales de la Enseñanza del Buddha (Buddha Dhamma) y también de la sabiduría perenne.

3. Udāna Pāi

"Udāna" significa una expresión en forma métrica inspirada por una emoción particularmente intensa. Este tratado es una colección de ochenta expresiones de alegría pronunciadas por el Buddha en ocasiones únicas de completa felicidad. Cada verso de alegría (udāna) está acompañado por el relato en prosa de las circunstancias que hicieron que el Buddha lo pronunciara.

Por ejemplo, en el primer discurso de la primera sección denominada Bodhi Vagga están registradas las primeras palabras[2] pronunciadas en voz alta por el recientemente iluminado Buddha, en tres versos. Cada uno de estos tres versos comienza con las famosas líneas en pali: "Yadā have pātubhavanti dhammā, ātāpino jhāyato brāhmaṇassa" (cuando los dhammas se le manifiestan al enérgico y meditativo brahmán).

Por siete días después de su Iluminación, el Buddha permaneció sentado al pie del árbol Bodhi experimentando la dicha de la liberación. Al final de los siete días emergió del estado sostenido de Fruición (phala samāpatti) y reflexionó acerca del Origen Condicionado. Cuando esto existe, aquello surge (imasmiṁ sati idaṁ hoti); con el surgimiento de esto, aquello surge (imass' uppādā  idaṁ uppajjati); cuando esto no existe, aquello no surge (imasmiṁ asati, idaṁ na hoti); con la cesación de esto, aquello cesa (imassa nirodhā, idaṁ nirujjhati).

En la primera parte de la noche, cuando el principio del origen de la totalidad del sufrimiento fue completamente comprendido en la manera detallada de acuerdo con el orden del surgimiento, el Buddha pronunció el primer verso de alegría:

"Cuando las cosas se le manifiestan al enérgico y meditativo brahmán, todas sus dudas se desvanecen porque él ha comprendido la causa de todas las cosas".

En la segunda parte de la noche su mente se ocupó del principio del Origen Condicionado de acuerdo al orden de la cesación. Cuando la manera de la cesación del sufrimiento fue completamente comprendida, el Buddha pronunció el segundo verso de alegría:

"Cuando las cosas se le manifiestan al enérgico y meditativo brahmán, todas sus dudas se desvanecen porque él ha comprendido la cesación de las causas".

En la tercera parte de la noche, el Buddha reflexionó la fórmula del Origen Condicionado (paṭicca samuppāda), tanto en orden del surgimiento como en el orden de la cesación. Entonces, habiendo adquirido maestría en la doctrina del Origen Condicionado, el Buddha pronunció el tercer verso de alegría:

"Cuando las cosas se le manifiestan al enérgico y meditativo brahmán, entonces él permanece dispersando al ejército de Māra como el sol que ilumina el firmamento".

4. Itivuttaka Pāi

El cuarto tratado contiene 112 discursos divididos en cuatro capítulos (nipāta) que combinan verso y prosa, uno complementando al otro. No obstante que esta colección contiene las inspiradoras palabras del Buddha como en el Udāna, aquí cada pasaje está precedido por la frase "iti vuttaṁ Bhagavatā",[3] esto fue dicho por el Sublime. Este libro es como un cuaderno personal donde se registran declaraciones cortas y sentenciosas del Buddha.

La división en capítulos (nipāta) en vez de secciones (vagga) significa que esta colección está clasificada en un número ascendente de categorías del dhamma como los capítulos del Aṅguttara Nikāya. De esta manera, en el Ekaka Nipāta (capítulo de los unos) hay pasajes que tratan con una única categoría del dhamma: "Bhikkhus, abandonen el deseo; yo les garantizo el estado de no-retorno (Anāgāmī) si abandonan el deseo". En el Duka Nipāta (capítulo de los dos), cada pasaje trata con dos categorías del dhamma: "Hay dos formas del elemento del Nibbāna (Nibbāna-dhātu), es decir, el elemento de Nibbāna con los agregados que todavía permanecen (Sa-upādisesa-nibbāna dhātu) y el elemento de Nibbāna sin los agregados (anupādisesa-nibbāna dhātu).

5. Suttanipāta PāI

Tan conocido como el Dhammapada, el Suttanipāta es también una obra en verso con ocasionales introducciones en prosa. Está dividido en cinco secciones (vagga): (i) Uraga-vagga de 12 suttas, (ii) Cūḷa-vagga de 14 suttas, (iii) Mahā-vagga de 12 suttas, (iv) Aṭṭhaka-vagga de 16 suttas y (v) Pārāyana-vagga de 16 preguntas.

En los doce discursos del Uraga-vagga se encuentran algunas enseñanzas importantes del Buddha que pueden ser practicadas en el curso de la vida cotidiana:

"Verdaderos amigos son difíciles de encontrar en estos días; una demostración de amistad muy a menudo esconde propósitos personales. La mente del hombre está contaminada por el egoísmo. Entonces, sintiéndose desilusionado, que uno ande solo como un rinoceronte".

(Khaggavisāṇa Sutta)

"No por el nacimiento uno se convierte en un paria, no por el nacimiento uno se convierte en un brahmán. Por medio de las acciones uno se convierte en un paria, por medio de las acciones uno se convierte en un brahmán".

(Vasala Sutta)


"Así como una madre aun con su propia vida, protege a su único hijo, de la misma forma, que uno cultive un amor inmensurable hacia todos los seres".

(Mettā Sutta)


El Pārāyana-vagga contiene dieciséis preguntas que fueron formuladas por unos jóvenes brahmanes al Buddha mientras estaba residiendo en el Templo Pāsānaka en el reino de Magadha. El Buddha responde a cada una de las preguntas hechas por los jóvenes. Comprendiendo el significado de cada pregunta y de las respuestas dadas por el Buddha, si se practica el Dhamma como se enseña en este discurso, uno ciertamente puede alcanzar "la otra orilla", que está libre de la vejez y la muerte. El Dhamma en este discurso se denomina "Pārāyana" porque conduce a "la otra orilla", al Nibbāna.

6. Vimānavatthu Pāi

"Vimāna" significa mansión. Aquí se refiere a las mansiones celestiales alcanzadas por los seres que han realizado acciones meritorias. En este texto hay ochenta y cinco versos agrupados en siete secciones (vagga). En las primeras cuatro secciones, seres femeninos celestiales relatan las acciones meritorias que realizaron en existencias anteriores como seres humanos y cómo renacieron en el plano de los devas donde magníficas mansiones estaban esperando su aparición. En las últimas tres secciones, seres masculinos celestiales relatan sus historias.

El Venerable Mahā Moggallāna, quien podía visitar el plano de los devas, traía de regreso estas historias como les eran contadas por el deva correspondiente y las recontaba al Buddha, quien confirmaba las historias agregando más detalles acerca de las mismas. Estos discursos se ofrecen con el propósito de demostrar que el mundo humano brinda abundantes oportunidades para realizar acciones meritorias. El otro objetivo de estos discursos es para refutar la concepción errónea de aquellos que creen que nada existe después de la muerte (los nihilistas) y de aquellos que mantienen que no hay efectos resultantes de las acciones.

De las ochenta y cinco historias descritas, cinco se ocupan de aquellos que han renacido en el mundo de los devas después de haber alcanzado el estado de ganador de la corriente (Sotāpanna) en una existencia anterior; dos historias se ocupan de aquellos que han reverenciado al Buddha con las manos juntas; una historia trata de aquellos que han expresado palabras de júbilo en la ceremonia de construir un monasterio para el Saṁgha; dos historias se ocupan de aquellos que observaron los preceptos; dos historias tratan de aquellos que observaron preceptos y practicaron generosidad; el resto de las historias se ocupan de aquellos que han renacido en el mundo de los devas como el buen resultado de hacer solamente ofrecimientos.

Los vívidos relatos de los devas en los diversos planos de existencia sirven para mostrar claramente que los seres superiores no son inmortales ni creadores, pero que han evolucionado, condicionados por el resultado de sus previas acciones meritorias; que ellos están sujetos a las leyes de la impermanencia (anicca), sufrimiento (dukkha) e insubstancialidad (anatta) y que se tienen que esforzar ellos mismos para alcanzar el estado inmortal, que es el Nibbāna.

7. Petavatthu Pāi

"Las Historias de los Petas"[4] son gráficos relatos de los estados miserables de los seres que han renacido en existencias infelices como consecuencia de sus malas acciones. Hay cincuenta y una historias divididas en cuatro secciones (vagga) que describen la vida miserable de los que realizan malas acciones, en directo contraste con la magnífica vida de los devas.

Se hace énfasis nuevamente en los efectos benéficos de la generosidad; mientras que la envidia, los celos, la mezquindad, la codicia y las concepciones erróneas se muestran como las causas para que uno renazca en la existencia infeliz de los petas. El principal sufrimiento en este tipo de existencia es la total carencia de comida, vestido y alojamiento. Es posible obtener una liberación inmediata de tales estados de miseria si los familiares anteriores realizan acciones meritorias y comparten los méritos con estos seres. En el Tirokuṭṭapetavatthu se ofrece un detallado relato de cómo el rey Bimbisāra da alivio a sus familiares pasados, quienes desafortunadamente estaban sufriendo como petas, realizando generosos ofrecimientos de comida, vestido y alojamiento al Buddha y a su compañía de bhikkhus, y compartiendo el mérito de esta manera obtenido con los petas que habían sido sus familiares en existencias pasadas.

8. Theragāthā Pāi

9. Therīgāthā Pāi

Estos dos tratados constituyen una compilación de deliciosos versos pronunciados por unos 264 theras y 73 therīs,[5] que expresan el intenso júbilo y la alegría surgidas de su devoción e inspiración religiosa. Estos versos inspirados manan de los corazones de los bhikkhus y bhikkhunīs después de haber alcanzado el estado de Arahant, como un anuncio de sus logros y también de sus esfuerzos que los condujeron a la iluminación final.

Podemos aprender de estos jubilosos versos, cómo un incidente trivial en la vida, una circunstancia insignificante, puede ser el punto de partida del esfuerzo espiritual que culmina en la suprema liberación. Para algunos theras, el llamado a abandonar la vida laica y seguir la vida monástica ha sido temprano. Sus luchas han sido duras debido al conflicto interno entre el bien y el mal. Ellos han tenido una buena lucha y han ganado a fuerza de resolución y ardiente determinación. Las desgarrantes cadenas del deseo, odio e ignorancia han sido rotas y ellos se han liberado. En total exultación, ellos pronuncian versos inspirados que proclaman su liberación y victoria. Algunos theras alcanzan sublimes alturas de belleza poética cuando relatan sus vidas solitarias en los serenos bosques y valles, la belleza natural de sus alrededores, y la paz y quietud que facilitaron la meditación.

Aunque los versos del Therīgāthā carecen de la excelencia poética y la exaltada expresión de amor por la soledad que caracterizan a los versos del Theragāthā, no obstante esto, ellos reflejan la gran piedad y la firme determinación con que las therīs se esforzaron para alcanzar el objetivo. Una característica distintiva de la lucha de las therīs es que muchas de ellas reciben su estímulo final de buscar consuelo en la vida monástica debido a un desequilibrio emocional como por ejemplo, la pérdida de un ser querido en el caso de Paṭācārā o debido a un sufrimiento personal muy intenso por la muerte de un hijo querido como en el caso de Kisāgotamī.

Ambos, el Theragāthā y el Therīgāthā, nos proveen de luminosos e inspiradores modelos de excelencia, tan confortantes y edificantes, tan humanos y reales, que nos conducen al camino de la vida santa, que nos estimulan cuando nuestro espíritu está caído, cuando nuestra mente flaquea, y que nos guían a través de los conflictos internos y fracasos.

Estos versos pueden ser disfrutados simplemente como hermosos poemas que evocan exquisitas imágenes y palabras deleitables o pueden ser contemplados como inspirados mensajes con un profundo significado para elevar la mente hasta los niveles más elevados de realización espiritual.

"¡Dios lluvia! Mi morada ahora tiene un techo para vivir confortablemente; me cubrirá del viento y la tormenta. ¡Dios lluvia! Llueve a tus anchas; mi mente está serena e inconmovible, liberada de las ataduras. Moraré esforzándome con incansable fervor. ¡Dios lluvia! Llueve a tus anchas".

(Theragāthā verso 325)

 

El bhikkhu ahora tiene su "morada" de los cinco agregados (khandha) bien protegida por medio del "techo y los muros" del control de los sentidos y la sabiduría (paññā). Así vive confortablemente, bien cubierto de la lluvia y la tormenta de la pasión, deseo y apego. Imperturbado por la lluvia y por el viento de la vanidad, ignorancia, odio, él permanece sereno y calmo, incontaminado. Aunque él vive así en la seguridad y el confort de la liberación y serenidad, se mantiene alerta y atento, siempre listo para hacer frente a cualquier emergencia que pudiera surgir debido a la falta de atención.

10. Jātaka Pāi

Éstas son historias de las existencias anteriores de Gotama Buddha, mientras era un Bodhisatta. Éste es un extenso trabajo en verso que contiene 547 historias de las existencias pasadas como fueron recontadas por el Buddha (usualmente en Myanmar se dice que son 550 historias). Este tratado está dividido en capítulos (nipāta) de acuerdo con el número de versos que contiene cada historia. Las historias que contienen solamente un verso están clasificadas en el Ekaka Nipāta (capítulo de los unos); las historias que contienen dos versos están clasificadas en el Duka Nipāta (capítulo de los dos), etc. La historia completa de los versos es suministrada por el Comentario.

En estas historias están incorporados los principios morales y las prácticas que el Bodhisatta observó para su desarrollo personal y perfección para alcanzar el estado de Buddha.

11. Niddesa Pāi

Esta división del Khuddaka Nikāya consiste en dos partes: Mahāniddesa Pāḷi, la exposición mayor, que es el comentario de la cuarta sección (Aṭṭhaka-vagga) del Suttanipāta y Cūḷaniddesa Pāḷi, la exposición menor, que es el comentario de la quinta sección (Pārāyana-vagga) y del Khaggavisāṇa Sutta, de la primera sección del Suttanipāta. Este tratado exegético, atribuido al Venerable Sāriputta, contiene mucho material del Abhidhamma y constituye la forma más temprana de los comentarios, proveyendo evidencia de la tradición de los comentarios muchos siglos antes de que el Venerable Buddhaghosa apareciera en escena.

12. Paṭisambhidāmagga Pāi

Este tratado, titulado el Sendero del Análisis, es atribuido al Venerable Sāriputta. Trata acerca de las enseñanzas prominentes del Buddha de una manera analítica en el estilo del Abhidhamma. Está dividido en tres secciones principales: Mahā Vagga, Yuganaddha  Vagga y Paññā Vagga. Cada sección consiste en diez subgrupos denominados "kathā" (tratado), como Ñāṇa Kathā (Tratado del Entendimiento), Diṭṭhi Kathā (Tratado de las Concepciones), etc.

El tratamiento de cada tema es muy detallado y provee el fundamente teórico para la práctica del Sendero.

13. Apadāna Pāi

Es un trabajo biográfico que contiene las historias de la vida (pasada y presente) del Buddha y sus discípulos Arahants. Está dividido en dos: Therāpadāna, que contiene la historia de la vida del Buddha, de 41 Paccekabuddhas, y de 549 Arahants, desde el Venerable Sāriputta hasta el Venerable Raṭṭhapāla; y el Therīpadāna, que contiene las historias de la vida de 40 therīs Arahants, desde Sumedhā Therī hasta Pesalā Therī.

"Apadāna" aquí significa una biografía o historia de vida de una particular persona iluminada, que hizo una firme resolución para esforzarse por el objetivo deseado y que finalmente alcanzó su meta, es decir, el estado de Buddha para el Iluminado o el estado de Arahant para sus discípulos. Mientras que el Theragāthā y Therīgāthā generalmente describen el momento triunfal de la realización de los theras y therīs, el Apadāna describe el trabajo cuesta arriba que ellos emprendieron para alcanzar la cima de su ambición. Los Gāthās (Theragāthā y Therīgāthā) y el Apadāna se complementan mutuamente para revelar las inspiradoras historias de las duras luchas y subsecuentes conquistas.

14. Buddhavaṁsa Pāi
(Crónica de los Buddhas)

El Buddhavaṁsa Pāḷi da un corto relato histórico de Gotama Buddha y de los 24 Buddhas anteriores quienes predijeron su realización del estado de Buddha. Consiste en 19 secciones en verso.

La primera sección contiene el relato del Venerable Sāriputta preguntándole al Buddha cuándo fue la primera vez que hizo la determinación de trabajar para alcanzar el estado de Buddha y qué perfecciones (pāramī) tuvo que desarrollar para alcanzar el objetivo de la Perfecta Iluminación. En la segunda sección, el Buddha describe cómo el asceta Sumedha, inspirado por el Buddha Dīpaṅkara, realiza la aspiración para alcanzar el estado de Buddha, y cómo el Buddha Dīpaṅkara le da sus bendiciones y predice que Sumedha se convertirá en un Buddha, de nombre Gotama, después de que hayan pasado cuatro incalculables (asaṅkheyya) y cien mil eones (kappa). De aquí en adelante, el Bodhisatta Sumedha continúa con la práctica de las diez perfecciones, es decir, (i) generosidad, (ii) moralidad, (iii) renunciación, (iv) sabiduría, (v) esfuerzo, (vi) paciencia, (vii) veracidad, (viii) determinación, (ix) amor benevolente y (x) ecuanimidad. El Buddha relata cómo él practica estas perfecciones, existencia trás existencia, y cómo cada uno de los 24 Buddhas, que aparecieron después del Buddha Dīpaṅkara en diversos intervalos de los periodos cósmicos, reconfirmaron la predicción de que él se convertiría en un Buddha llamado Gotama.

De la tercera sección hasta la veintisiete hay relatos de los 25 Buddhas, incluyendo el Buddha Gotama; se dan detalles de cada uno de ellos en cuanto a nacimiento, estatus, nombre de los padres, nombre de sus esposas e hijos, duración de la vida, la forma en que renunciaron, duración de sus esfuerzos para alcanzar el estado de Buddha, la enseñanza del Dhammacakka Sutta (primer discurso) en Migadāyavana, nombre de los discípulos principales monásticos y laicos. Cada sección termina con un relato de dónde mueren los Buddhas y cómo se distribuyen sus reliquias.

En la sección 28 se dan los nombres de tres Buddhas, es decir, Taṇhaṅkara, Medhaṅkara y Saraṇaṅkara quienes vivieron antes del Buddha Dīpaṅkara en diferentes intervalos de los periodos cósmicos. Los nombres de los otros Buddhas (hasta Gotama) también se enumeran junto con el nombre del eón (kappa) en que aparecieron. Finalmente hay una predicción por parte de este Buddha, de que el Buddha Metteyya será el próximo Buddha en este mundo. La última sección relata cómo las reliquias del Buddha fueron distribuidas y dónde se preservan.

15. Cariyāpiṭaka Pāi

Este tratado contiene 35 historias de las vidas anteriores del Buddha recontadas a pedido del Venerable Sāriputta. Mientras el Jātaka Pāḷi se ocupa de las existencias previas del Buddha desde el tiempo del asceta Sumedha hasta el Buddha Gotama, el Cariyāpiṭaka Pāḷi se ocupa solamente de 35 existencias del Bodhisatta en este último periodo cósmico. El propósito de la petición del Venerable Sāriputta es poner de relieve la insuperable voluntad, el supremo esfuerzo y el incomparable sacrificio con que el Bodhisatta se conduce a sí mismo mientras cultiva las diez perfecciones (pāramī).

El Bodhisatta ha cultivado las diez perfecciones a través de innumerables eones un incontable número de veces. El Cariyāpiṭaka Pāḷi registra los actos del Bodhisatta en 35 existencias, seleccionando siete de las diez perfecciones y relatando cómo cada una de estas perfecciones se cultiva en cada una de estas existencias. Diez historias en la primera sección (vagga) se ocupan del cultivo de la perfección de la generosidad. La segunda sección tiene diez historias acerca de la práctica de la moralidad. La última sección menciona quince historias, cinco acerca de la renunciación, una acerca de la determinación, seis acerca de la veracidad, dos acerca del amor benevolente y una acerca de la ecuanimidad.

16. Netti Pāi

17. Peṭakopadesa Pāi

Estos dos pequeños tratados, el Nettippakaraṇa Pāḷi, compuesto de siete capítulos, y el Peṭakopadesa Pāḷi, compuesto de ocho capítulos, son diferentes de los otros libros del Tipitaka debido a su naturaleza exegética y metodológica.

18. Milindapañha Pāi

El Milindapañha Pāḷi es el último libro del Khuddaka Nikāya. Registra las preguntas realizadas por el rey Milinda (Menandro) y las respuestas dadas por el Venerable Nāgasena aproximadamente quinientos años después del Parinibbāna del Buddha. El rey Milinda era un "yonaka" (griego) que gobernaba Sāgala. Él era muy erudito y muy hábil en el arte del debate. El Venerable Nāgasena, un Arahant completamente realizado, fue de visita a Sāgala a pedido del Saṁgha.

El Rey Milinda, quien deseaba que se le aclararan ciertos puntos de la doctrina, le preguntó al Venerable Nāgasena preguntas abstrusas con respecto a la naturaleza del hombre, su sobrevivencia después de la muerte y otros aspectos doctrinales del Dhamma. El Venerable Nāgasena le dio respuestas satisfactorias para cada una de las preguntas hechas. Estas preguntas y respuestas eruditas sobre la Enseñanza del Buddha están recopiladas en el libro denominado Milindapañha Pāḷi.


[1] N. del E. De acuerdo con el sistema de clasificación en Cinco Colecciones (Nikāya). Es importante comprender que el sistema de clasificación en Cinco Colecciones (Nikāya) es diferente, y no una subclasificación, de las Tres Canastas (Tipitaka). Es por esta razón que, cuando la Enseñanza del Buddha se clasifica en Cinco Colecciones, el Vinaya Piṭaka y Abhidhamma Piṭaka se incluyen en el Khuddaka Nikāya.

[2] N. del E. En otro lugar se dice que las primeras palabras que el Buddha pronunció después de su iluminación están registradas en el verso 153 del Dhammapada.

[3] N. del E. En realidad en los textos del Sexto Concilio la forma en que cada uno de estos discursos comienza es "vuttañ h' etaṁ bhagavatā", que significa lo mismo.

[4] N. del E. "Peta" significa literalmente uno que ha partido, aunque en este contexto se refiere a aquellos seres que han renacido como espíritus carenciados, uno de los cuatro planos de existencia infeliz.

[5] N. del E. "Thera" y "Therī" en este contexto se refiere a discípulos y discípulas monásticos destacados del Buddha.