You are hereBlogs / dhammajoti's blog / Comenzamos: El Dhamma en Nuestra Vida

Comenzamos: El Dhamma en Nuestra Vida


By dhammajoti - Posted on 11 January 2008

Share this

Saludos a todos los amigos del Dhamma, en mi primer mensaje al blog que nos brinda la organización de Buddhismo Theravada Hispano quiero hacer una breve presentación de lo que pretende ser mi aportación.

No esperen complicados ensayos ni interminables discursos dialécticos. Respondo al nombre pali de Dhammajoti, soy un laico, dedicado a la docencia e investigación, y combino mi vida de seglar con mi profunda admiración, respeto, estudio y práctica de la maravillosa joya que nos legó el Buddha, que es su enseñanza, su Dhamma.

En este blog compartiré con vds. reflexiones sobre el mundo cotidiano, en el que todos nos desenvolvemos, con sus alegrías y sus penas, relacionándolo con la enseñanza del Buddha. Ofreceré comentarios, según mi imperfecto entender, sobre ciertas reflexiones, sucesos o experiencias que haya podido ver o experimentar por mi mismo. Al mismo tiempo les invito a que hagan sus aportes en forma de comentarios.

Nuestra vida cotidiana está llena de sucesos, situaciones, personas que nos provocan los más diversos sentimientos y reacciones. Estrés por el trabajo, preocupación por entregar unos papeles, familiares que se llevan mal, hipoteca que hay que pagar, reparación del auto, mi casa, mi trabajo, mis amigos, mi mujer, mi marido, etc..., etc... Todo gira sin parar provocando en nosotros reacciones muy fuertes ante hechos que, bien mirados, son nada, son polvo, son inexistentes, son vacíos. Toda nuestra vida y todas las cosas que nos ocurren, que para nosotros son las más importantes del mundo, cambian totalmente de "color" y de matiz cuando se observan a través de la lente clarificadora del Dhamma. Cuando conseguimos contemplar con clara-comprensión (sampajañña), cuando conseguimos contemplar bajo la afilada hoja penetrante de la Vipassana (penetrante porque corta las cosas para llegar a ver con claridad sus constituyentes básicos) todo pierde importancia y dramatismo.

La meditación y tener ciertos conocimientos relacionados con el Abiddhamma, nos permite contemplar la vida como una serie de procesos cambiantes formados por la combinación de las cuatro realidades últimas, hace que seamos conscientes de todos y cada uno de nuestros actos, nuestras reacciones, nuestros sentimientos. La realidad parece adquirir un sentido, un orden que encaja perfectamente a diferencia del caos anterior. Todo lo que ocurre no son sino procesos impersonales, conciencias (citta) que no se detienen, materia (ruupa) en constante cambio y un séquito de factores mentales (cetasika) que dan peso ético y otras características a las conciencias con que nos gobernamos.

Así que de alguna forma, lo que pretendo de este blog es eso: hacerles partícipes de mis imperfectas reflexiones sobre la vida vista bajo el prisma del Abidhamma y de la meditación, de la clara compresión (sampajañña) enseñada por nuestro maestro, el Buddha.