You are hereBlogs / kanthaka's blog / Los Cuatro Encuentros: Realidad y Símbolo

Los Cuatro Encuentros: Realidad y Símbolo


By kanthaka - Posted on 13 January 2008

Share this

Las grandes figuras de las tradiciones sagradas y, descollando entre todas, especialmente el Buddha, con independencia de su existencia histórica, poseen la singular cualidad de su valor simbólico. Esa cualidad simbólica es lo que las puede convertir en elementos cercanos y significativos en nuestras vidas. Contemplando el reflejo de nuestra particular singladura en el símbolo, éste se actualiza y nos revela su mensaje, rico en sugerencias y significados que explican y pueden orientar las etapas cruciales de nuestro devenir personal.

Entre los muchos pasajes de la vida del Iluminado que relatan las escrituras, ninguno me resulta tan elocuente y próximo como “Los cuatro encuentros” o “Los cuatro mensajeros divinos”. El pasaje será sobradamente conocido por todos los que lean esto. Para los que no lo recuerden ahora, resumidamente lo relataré así: Siddhārtha (en pali Siddhattha), que vivió durante su primera juventud una existencia alienada, rodeado de lujos y placeres sensuales, de pronto se enfrenta con la realidad de la vida y conoce, “cara a cara”, la existencia de la enfermedad, la vejez y la muerte. Consciente del dolor que aqueja a la especie humana, un cuarto encuentro con un asceta errante le sugiere el camino que debe tomar: la renuncia a los falsos objetos del apego y la búsqueda tenaz de la iluminación…

Seguramente que más de un lector reconocerá en ese relato la sombra de su propia biografía…, quizás la clave de por qué está en estos momentos precisamente en este sitio, leyendo esto… Muchos han sido los que han resaltado la importancia de ese pasaje, ahora me viene a la memoria el caso del filósofo alemán Schopenhauer, que desde muy joven también recibió la “visita” de esos “mensajeros” y escribió: "A los diecisiete años, sin ninguna formación intelectual, me sentí tan impresionado por la miseria de la vida como Buda, cuando en su juventud contempló la enfermedad, la vejez, el dolor y la muerte”. Aunque no se puede decir que Schopenhauer fue precisamente un buddhista, sí es cierto que todo el desarrollo de su sistema filosófico estuvo marcado por esos “encuentros”.

Hasta hace bien poco pensaba que la única “puerta” genuina para acercarse al dhamma del Buddha era ésta del dolor. Ahora tengo mis dudas: hablando con otros, he visto que pueden existir diversas motivaciones para interesarse por las enseñanzas: un entorno familiar o social favorable, ya inclinado hacia el Buddhismo, la reflexión filosófica o, incluso, una simple curiosidad intelectual. Me gustaría abrir aquí una pequeña encuesta, a fin de que los visitantes de este blog puedan expresar qué les motivó a indagar en el Buddhismo. Los temas que expongo en este espacio que me han confiado no son, en modo alguno, exposiciones cerradas, quieren ser solamente incentivos para una reflexión colectiva de la que todos podamos aprender.

Con mettā.
Kanthaka

Hola Kanthaka, soy nueva en este foro, es un gusto conocerte, me enseño mucho todo lo que escribiste. A mi, personalmente, me ha llamado la atención todo lo relacionado con el budismo desde muy pequeña, no recuerdo bien la edad pero mas o menos a los 10 años, ahora tengo 28. Lo que sí recuerdo es que mi mamá tenia muchas imagenes de buda, pero nunca ha practicado nada relacionado, en realidad toda mi familia siempre fue muy católica, yo iba infaltablemente a misa todos los domingos, pero nunca me convenció del todo, sin embargo, siempre que llegaba alguna lectura relacionado con el budismo me sentia identificada, sentia que así queria ser. Cuando cumplí 14 años conocí a un chico que ahora es mi marido y a su madre, mi suegra es una persona muy depresiva, que sufre mucho por todo y es además muy escéptica, asi que concideré que la mejor manera de ayudarla era que conociera esta filosofía y volví a la busqueda, pero no lograba encontrar nada, hasta que un dia fui a comprar y hablando con una señora me dijo que era budista...se me llenó el alma!!!, ella practica el budismo de nichiren, fui a varias reuniones hasta que me di cuenta que no era lo que bucaba, pero no bajé los brazos, todo lo contrario, estaba con toda la energia, leí varios libros y pasee mucho por internet hasta que encontré lo que tanto buscaba, luego este foro que me está ayudando mucho.
Lo que si siento verdaderamente es que ahora mi vida tiene un sentido, un rumbo, no se como explicarlo pero antes no me encontraba y se que recien comienzo a caminar.
En fin...lo hice largo, pero quise ser clara.
Saludo, con Metaa.
Cintia.

¡Hola Cintia!:

Me alegro de haberte sido de alguna utilidad.

Te recomiendo que sigas estudiando y profundizando en el Buddhismo Theravada. Si pinchas ahí arriba, donde dice "Cursos", accederás al sistema de cursos de este sitio web. Se imparten unos cursos muy buenos que puedes seguir desde tu casa, por Internet, dirigidos por el Vble. U Nandisena. Yo también soy estudiante de Buddhismo por este sistema.

Un saludo.

Con metta.

Kanthaka